19 de noviembre de 2013

CONCIERTO SANTA CECILIA

El próximo viernes, 22 de Noviembre a las 18:30, en la iglesia de La Laboral  tendrá lugar el CONCIERTO DE SANTA CECILIA, que con motivo de la festividad de la patrona de los músicos celebramos cada año.

Así hemos visto a... KISSIN

El pasado 7 de Noviembre, el departamento de Piano del Conservatorio, asistimos al concierto que Evgeny Kissin ofreció en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo. 
Fue una experiencia impresionante haber disfrutado de la grandeza de la música en las manos virtuosas de este extraordinario intérprete.  
Prueba de ello ha sido la huella que dejó en nuestros alumnos , venían encantados y con ganas de volver a disfrutar una oportunidad semejante.
 
Uno de nuestros alumnos, Carlos Sanchís Rey-Stolle, de 3º curso de piano de enseñanzas elementales ha querido reflejar el momento en este relato.


Crónica de un concierto.

En el conservatorio había mucho revuelo y nerviosismo, se llevaba esperando su visita desde hace muchos años, y por fin se acercaba a Oviedo el pianista ruso Evgeny Kissin. El departamento de piano organizó un autobús para llevarnos al concierto. ¡Era todo un acontecimiento! Cuando llegamos al auditorio Príncipe Felipe había mucha emoción y barullo, pero al empezar el concierto todo el mundo se calló.

Cuando empezó a tocar, soñaba que yo era él. Que hacía esas escalas, esos acordes, con esos apoyos, esos pianos, esos reguladores… 

El concierto comenzó con la Sonata número 17 de Schubert, para mí más desconocida, pero, tengo que reconocer, que cuanto más la escucho, más me gusta. En cada uno de los diferentes movimientos se podría decir que ocurría algo. Su carácter aparentemente optimista engaña. Transmite un sentimiento de alegría, pero que te mantiene sin embargo en una gran tensión. 

La sonata es muy  rápida en el ritmo. En los movimientos más animados, los temas se componen principalmente de escalas y acordes repetidos, con un final más variado.
Cuando llegó el descanso, la gente no paraba de hablar sobre su manera de tocar.
La segunda parte, con composiciones de Scriabin, me gustó aún más. Primero con los dos movimientos de la Sonata nº 2 en Sol sostenido menor op.19, luego con los Estudios Op.8.
De los estudios, me impresionó la agilidad en el desplazamiento de ambas manos, pero sobre todo de la mano izquierda (esa que tanto me cuesta en clase), y la utilización de complicadas estructuras, el ritmo agitado del 9º, que me sobrecogió y asustó –hasta sentí miedo-, culminando con el nº12 conocido como “Patético”, mi preferido, que como su nombre indica, fue conmovedor, emocionante y dramático. 

Tres propinas: una Siciliana de Bach, un nuevo Estudio de Scriabin y, la Polonesa de Chopin alargaron el concierto hasta más de las diez de la noche, y consiguieron poner en pie a toda la gente en el auditorio. En su cara se notaba el enorme esfuerzo físico.
En su interpretación hace fácil lo difícil, lo que consigue que te sientas aún más admirado, y a la vez desalentado por la dificultad de las piezas interpretadas. Me hizo entender por qué Kissin para algunos críticos es sencillamente el mejor pianista del mundo.
Media hora más quedó el público en los pasillos charlando admirado, momento que aproveché junto con Gabriela y Adriana, para acercarnos al camerino para ver en persona a Kissin.  Me pareció tímido pero simpático.
Tengo que agradecer el esfuerzo y la dedicación de nuestros profesores para organizar esta jornada. Sinceramente, ¡GRACIAS!

Desde este blog queremos felicitar a Carlos por su sensibilidad y agradecerle el compartir con todos nosotros su vivencia que, estoy segura, no sólo quedará un bello recuerdo sino que llevará al máximo aprovechamiento.  

Situaciones y sentimientos así son las que nos motivan a los profesores a organizar eventos similares.


Para los que no habéis podido asistir y para los que sí lo hicimos, os invitamos a seguir 

disfrutando de este genio con el documental-concierto "Evgeny Kissin - The Gift of Music"

21 de octubre de 2013

Recital de Evgeny Kissin en Oviedo

El próximo jueves 7 de noviembre el departamento de piano organiza una salida al Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo para escuchar, dentro de las Jornadas Internacionales de Piano, al gran pianista ruso Evgeny Kissin. Aquí van unas notas  biográficas para que sepáis un poco más sobre él.

Evgeny Kissin nació en Moscú en 1971, en el seno de una familia judía. Comenzó a tocar de oído y a improvisar en el piano a la edad de dos años. Cuando cumplió los seis ingresó en la escuela de música Gnessin para niños superdotados, donde estudió con Anna Pavlovna Kantor, que hasta el día de hoy ha sido su única profesora. A los diez años debutó en las salas de concierto tocando el concierto para piano y orquesta K. 466 de Mozart y dio su primer recital solista en Moscú un año después.

Kissin se hizo famoso en Marzo de 1984 cuando, a la edad de doce años, tocó los dos conciertos para piano de Chopin en la gran sala del conservatorio de Moscú con la Orquesta Filarmónica del estado de Moscú, dirigido por Dmitri Kitaenko.

En 1985 Kissin aparece como concertista en Europa del Este y un año más tarde hace su primera gira por Japón. En 1987 debuta en el Festival de Berlín. En 1988 realiza una gira por Europa con los Virtuosos de Moscú y Vladimir Spivakov, debutando también en Londres con la Sinfónica de Londres dirigido por Valery Gergiev. En diciembre de ese año tocó con Karajan y la Filarmónica de Berlín en un concierto de año nuevo que se repitió  el año siguiente en el Festival de Pascua de Salzburgo y que fue retransmitido internacionalmente.

En 1990 Kissin aparece por primera vez en los Prom de la BBC en Londres y ese mismo año hace su debut norteamericano, tocando los dos conciertos para piano de Chopin con al Filarmónica de Nueva York, siendo dirigido por Zubin Mehta. A la semana siguiente abrió la sesión del centenario del Carnegie Hall de Nueva York con un espectacular recital.

Kissin ha sido laureado con premios alrededor del mundo: Premio Cristal de la Sala Osaka por la mejor interpretación de 1986, premio al músico del año de la Academia de música Chigiana en Siena, invitado especial en la ceremonia de los Grammy de 1992, mejor instrumentista del año en América en 1995, premio Triumph en 1997 (siendo el más joven premiado hasta entonces), primer solista de piano invitado a tocar en el concierto de apertura de los proms de Londres en 2000. Doctor Honoris Causa de la Manhattan School of Music en 2001, premio Shostakovich en 2003, miembro honorario de la Royal Academy of Music de Londres y Premio Herbert Von Karajan en 2005.  En Marzo de 209 se le concedió un Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Hong Kong.
Las grabaciones de Kissin han recibido asimismo numerosos premios, entre ellos el  Edison Klassiek de Holanda, premios Grammy y el Diapasón de Oro y el Gran Premio de la Nueva Academia del Disco en Francia.

En los últimos años, Evgeny Kissin ha actuado en las principales salas de Europa, incluyendo Londres, Milán, París, Salzburgo, Viena, así como Norteamérica, en recital, conciertos con orquesta y conciertos de música de cámara acompañando al violista Yuri Bashmet.

Kissin es renombrado principalmente por sus interpretaciones del período romántico, en particular Frederic Chopin, Sergei Rachmaninoff y Franz Liszt.


Además de su labor como intérprete pianístico, Evgeny Kissin es un consumado rapsoda y ha dado recitales y grabado poesía en Ruso y en Yiddish . En 2013 recibió un Premio artístico a través del Museo de los Niños Judíos en Brooklyn.

A continuación os dejamos con un extracto del primer movimiento del Concierto nº 1 de Chopin interpretado en el auditorio del Conservatorio Tchaikovsky cuando contaba solamente con doce años.




Y ahora otra grabación más reciente tocando el estudio de ejecución trascendental “La campanella” de Franz Liszt.

14 de octubre de 2013

Presentación de una nueva Página

Os queremos presentar la nueva página que hemos creado dentro del blog, es un Manual básico pensado para todos los principiantes en el estudio del piano. 
Con él pretendemos daros unas pequeñas pinceladas sobre la historia del piano y de las distintas épocas pianísiticas, llamando así vuestra atención y retaros a que vayáis poco a poco ampliando esta información.
Esta página la encontraréis en la parte superior junto a las de Fotografías, Actividades, Próximos Conciertos, Dedicado a los Padres...
Esperamos que sea de ayuda y de vuestro agrado

27 de septiembre de 2013

¿MÚSICA DE FONDO?

La música forma parte de nuestra vida...tanto en los momentos tristes, como divertidos...
Hay situaciones en las que no somos conscientes de que la música refuerza y adorna esos momentos poniendo también todos los efectos sonoros, sin necesidad de palabras...
Por este motivo la labor del músico, ya sea como compositor o como intérprete, es muy importante.
Como muestra, ¡un botón!... ¡¡ Cuántos de vosotros reconocéis ésto??



25 de septiembre de 2013

BIENVENIDOS AL CURSO 2013/14

Por tercer año consecutivo, reanudamos las actividades de nuestro blog, que un año más incluyen vídeos y artículos sobre la historia y técnica del piano, biografías de grandes pianistas, pasatiempos y test, humor, dibujos animados, etcétera.
Damos una especial bienvenida a los jóvenes futuros pianistas que este año empiezan las  enseñanzas elementales. En las etiquetas encontraréis los contenidos que os puedan resultar de mayor interés.
Para haceros seguidores del blog y recibir todas las noticias y actualizaciones, solamente tenéis que escribir vuestra dirección de correo electrónico (o el de vuestros padres) y, si queréis, podéis subir también vuestra foto. Os  invitamos a colaborar con el blog mandándonos vuestros enlaces favoritos, vuestros trabajos y cualquier cosa que queráis compartir con nosotros.
Nos hes muy grato comunicaros que a finales del 2012/13 hemos sido galardonados en la segunda edición de los premios TecleaTeCrea a los blogs musicales creativos. El premio nos lo ha concedido el blog de La Creatividad al Piano: www.elblogdelacreatividadalpiano.blogspot.com    . Esto representa para nosotros un estímulo enorme y nos da motivos para seguir esforzándonos en dar lo mejor de nosotros mismos para conseguir un blog didáctico que os ayude a complementar la información que recibís en vuestras clases del conservatorio.
Sin más comenzamos. ¡Feliz curso 2013-14!


PianoAula.

19 de junio de 2013

Recital de Maurizio Pollini en el Teatro Real de Madrid

El pasado dos de junio, PianoAula tuvo la oportunidad de escuchar al gran Maurizio Pollini en concierto, en el Teatro Real de Madrid. 

Para los que no conozcáis a este maestro del piano, debemos deciros que es una de las leyendas del instrumento, uno de los grandes pianistas de la época de los sesenta y los setenta, ganador del "Concurso Internacional Chopin" de Varsovia en 1960 y poseedor de numerosísimos premios a lo largo de su carrera como el "Grammy",  el "Ernst Von Siemens" de Munich, el "Artur Rubinstein",  “Una vida por la música” de Venecia y el "Arturo Benedetti Michelangeli" . En 2010 recibe el prestigioso Premio Imperial de Tokio.
El repertorio de Pollini es extensísimo, abarcando desde J.S.Bach a los compositores más vanguardistas: Berg, Webern, Boulez o Stockhausen figuran entre aquellos cuyas obras ha grabado, con enorme éxito, pero por supuesto es un reputado intérprete de Chopin, Debussy o Beethoven (de quien grabó la integral de las sonatas). Quizás el disco que le hizo más popular entre los aficionados al piano españoles fue el de Los veinticuatro estudios de Chopin, que desde su salida al mercado supuso una de las grabaciones de referencia por lo impecable de su planteamiento.

En el recital del Teatro Real el maestro Pollini nos regaló un programa magnífico compuesto por obras de Chopin y Debussy. 
Y si bien la primera parte, compuesta por el Preludio en do sostenido menor op.45, las Baladas nº 2 y 3, Cuatro Mazurcas op.33 y el Scherzo nº 3, todo de Chopin, nos hizo ver que el tiempo pasa inexorablemente y las condiciones técnicas de Pollini, que ya tiene 71 años, no son las mismas que cuando ganó el "Concurso Internacional Chopin", pudimos escuchar interpretaciones magníficas en el estilo de Pollini, siempre con un fraseo meditado e interiorizado, jamás buscando el virtuosismo por el virtuosismo, con un sonido nítido y con una reposada musicalidad.

En la segunda parte tuvimos el gusto de escuchar el primer libro de Preludios de Debussy, donde Pollini nos dio una lección magistral de sonido, concepto de la obra y  pedalización, alcanzando momentos cumbres con algunos preludios como los "Pasos en la Nieve" o "La Catedral Sumergida"
El público le premió con numerosos aplausos que le hicieron salir a saludar al escenario más de diez veces. ¿La recompensa? Una increíble serie de bises, todos de Chopin,  desde el Estudio Revolucionario (Op. 10 nº12) al Preludio nº 24, pasando por la ¡1ª Balada y la Berceuse!. Todo un lujo poder escuchar veinte minutos de propinas donde el maestro desplegó todo su poderío musical ofreciendo versiones impecables de las mismas.


Ha sido todo un placer poder escuchar a este grandísimo músico en directo y poder transmitiros nuestras sensaciones a través de Pianoaula. 
Os dejamos un enlace para que podáis disfrutar de Maurizio Pollini tocando Chopin, en concreto en Preludio en Re b Mayor y el Estudio Op. 10 nº 12 "Revolucionario".

3 de junio de 2013

RECONOCEMOS ESTILOS MUSICALES

Pensando en el recorrido que hemos hecho por diferentes Épocas Musicales, hemos creado, con muchísima ilusión,  un Libro Interactivo. Con él pretendemos ayudaros a repasar y reforzar características básicas de  distintas etapas musicales, reconocer conocidas audiciones de importantísimos compositores situándolas estilísticamente en ellas, utilizando para ello  actividades lúdicas y divertidas que esperamos  sean de vuestro agrado.



28 de mayo de 2013

LAS TRANSCRIPCIONES PARA PIANO: cuando los compositores versionan a otros compositores

A lo largo de la historia de la literatura pianística han existido compositores cuya profunda admiración por otros compositores determinados les ha llevado la realización de transcripciones de sus obras al piano, normalmente añadiendo recursos propios del piano desarrollado en la época  del compositor transcriptor (es el caso de Ferruccio Busoni) o bien dificultades técnicas añadidas, llegando como consecuencia a la composición de obras endiabladamente difíciles, destinadas sobre todo al lucimiento técnico del intérprete (Franz Liszt o Leopold Godowsky).
Las transcripciones representan un capítulo importante en la literatura pianística aunque no siempre se les ha dado su debido valor artístico. La transcripción requiere un conocimiento profundo del instrumento y del estilo musical del compositor que se está arreglando. Por lo general, los grandes transcriptores de obras para piano fueron ellos mismos excelentes pianistas: Liszt, Busoni, Godowsky, Rachmaninov, Johannes Brahms, etcétera.

Ya desde una época tan temprana como el  barroco, compositores como Purcell transcriben para tecla la parte vocal y el acompañamiento de algunas de sus composiciones. Johann Sebastian Bach es probablemente el mayor transcriptor de toda la historia de la Música, arreglando para el clave dieciséis conciertos para violín de Vivaldi y tres para órgano. También transcribió para clave algunos de sus conciertos para violín.

Ferruccio Busoni (1866-1924) fue un compositor, pianista, profesor y director de orquesta italiano. Como intérprete, Busoni destacó especialmente y fue uno de los mayores virtuosos de su tiempo. Como profesor de composición figuran, entre sus alumnos, Kurt Weill y Edgar Varèse.
La edición completa de las transcripciones  de Bach-Busoni está impresa en siete volúmenes que incluyen las siguientes obras:  “Invenciones a dos y tres voces”, “Duetos”,  “18 Pequeños preludios y fughetta”,  “Fantasía cromática”, “Concierto en re menor”, “Variaciones Goldberg”, “El clave bien temperado”, “Toccatas”, “Chacona de la partita en re menor para violín”, etcétera.
También arregló cadencias escritas para los conciertos en Do Mayor, do menor y sol mayor   de Beethoven así como los seis Preludios corales para órgano op.122 de Brahms, seis Estudios de Paganini, Fantasías sobre motivos de óperas de Mozart, “Rapsodias húngaras” y el “Vals de Mephisto” de Liszt, cadencias de varios conciertos de Mozart, arreglos de Sinfonías de Mozart para piano, obertura para dos pianos sobre La Flauta Mágica, etcétera.
Arreglos de obras de Schumann, como el Allegro de concierto para dos pianos, la Marcha fúnebre para la muerte de Sigfrido de Wagner, forman parte también en el catálogo de transcripciones de Busoni.



Os dejamos una versión de la famosa Chacona en Re Menor de Bach, en transcripción de Busoni, a cargo de la pianista Heléne Grimaud.

Franz Liszt fue otro gran transcriptor que se permitió grandes libertades para el lucimiento del intérprete, pero en Liszt no siempre nos encontramos con puro  virtuosismo.  También arregló obras de Bach (Preludios y fugas para órgano). Son muy famosas las transcripciones sobre lieder de Schumann, Schubert o Mendelssohn , un trabajo especialmente delicado ya que se trata de fundir en el piano lo que en la versión original hacen la voz acompañada del piano.  Probablemente, la transcripción más famosa de Liszt sean los “Estudios sobre los Caprichos para violín” de Paganini, una colección de estudios de extrema dificultad técnica. También transcribió temas de ópera (Rigoletto, Lucia di Lammermoor, don Juan de Mozart, Norma, Il Trovatore, Fausto, Tristán e Isolda, etcétera).




Evgeny Kissin interpreta "La Campanella"  el estudio nº 3  de los Grandes Estudios de Paganini de Liszt.

Johannes Brahms también realizó transcripciones, de las cuales la más popular es la Gavota de Glück.

Leopold Godowsky realiza 52 estudios basados en los Estudios op.10 y op.25 de Chopin, convirtiendo varios de ellos  en obras para la mano izquierda sola, o bien combinando dos estudios a la vez, resultando páginas que acentúan al extremo la dificultad técnica.




Ésta es una selección de "Estudios" de Chopin-Godowsky interpretados por Marc-André Hamelin.


Tausig fue un pianista y compositor polaco alumno de Liszt que también realizó muchos arreglos sobre obras de otros compositores como Scarlatti o Schumann.

Muchos compositores , además de Bach, han arreglado sus propias obras para otros instrumentos. Por ejemplo Beethoven publicó su Concierto para violín y orquesta transformado en un concierto para piano y orquesta. 
Debussy hizo una versión a dos pianos de su Petite Suite para orquesta
Manuel de Falla transcribió para piano varias danzas de  La Vida Breve, El Amor Brujo y El Sombrero de Tres Picos.

A lo largo de la historia de la literatura pianística, las transcripciones han sido acogidas por los buenos intérpretes y figuran en las grabaciones discográficas de muchos pianistas, desde Josef Hofmann a Joseph y Rosina Lhévinne  pasando por Horowitz, que fue por sí mismo un excelente transcriptor y arreglista de obras para piano: “Barras y estrellas por siempre” de Souza, variaciones sobre “Carmen” de Bizet, arreglos de “Cuadros de una Exposición” de Moussorgsky o de la Rapsodia Húngara nº 2 de Franz Liszt.

Anton Rubinstein (que no Artur) transcribe la “Marcha Turca” de las “Ruinas de Atenas” de Beethoven.

En la segunda mitad del siglo XX, incluso en la última década, las transcripciones han seguido estando presentes en los conciertos de grandes pianistas: Jorge Bolet, Alfred Brendel, Daniel Baremboim o Alicia de Larrocha, entre otros, han interpretado transcripciones para piano en sus recitales. 
Tatiana Nikolaieva, pianista especializada en J. S. Bach realizó un disco dedicado enteramente a transcripciones sobre diferentes obras de Bach en arreglos de Bussoni, Myra Hess o Takahashi, entre otros. 
Krystian Zimerman ha realizado una transcripción de la “Passacaglia en do menor para órgano” de J.S.Bach.
Por citar a uno de los talentos jóvenes del piano actual, Evgeny Kissin, toca desde principios de su carrera varias transcripciones para piano, como “Widmung” op.25 de Schumann-Liszt, la “Marcha militar” D733 nº1 de Schubert-Tausig y muchas más. 
Esto es síntoma de que las transcripciones para piano siguen vigentes en el repertorio de los grandes pianistas, si bien es cierto que no todas envejecen de igual manera. Con el tiempo, las buenas transcripciones perdurarán y seguirán estando presentes en el repertorio de los mejores pianistas.



Interpretación por Sviatoslav Richter y Elisabeth Leonskaja de la Sonata K.545 de Mozart, en esta ocasión para piano a 4 manos, transcripta por Edward Grieg para fines didácticos.

26 de mayo de 2013

FIN DE SEMANA MUSICAL



Este fin de semana ha sido uno de los más musicales del año en la ciudad de Gijón celebrándose numerosos conciertos a lo largo de los diferentes Centros Integrados y el teatro Jovellanos. El viernes dentro del festival "Con G de música", organizado por el Conservatorio Profesional de Música de Gijón, se realizó un maratón musical en el que toda la ciudad disfrutó de música, con actuaciones de diferentes estilos musicales en distintos puntos de la ciudad, mostrándose así el trabajo que se realiza en el conservatorio.




Además, y dentro del " III Ciclo de Conciertos de Profesores del Conservatorio", como ya comentamos en una publicación anterior, se celebraron, entre otros, los conciertos de piano de Silvia Rodríguez Gutiérrez, Beatriz Suárez Rodríguez de Trío y Damián Hernández Díez, con un éxito absoluto, quedando el espacio escaso para tal cantidad de público. Pudimos disfrutar de unas interpretaciones espectaculares, llenas de virtuosismo y musicalidad desbordante. Por todo ello queremos felicitarles y, especialmente, darles las gracias por el esfuerzo que han realizado y realizan para que la buena música llegue hasta todos nosotros.


CLASICISMO, HAYDN Y SU SENTIDO DEL HUMOR

La obra de Haydn fue fundamental en el desarrollo de lo que se denominó forma sonata. Sin embargo, su práctica difiere en algunos puntos de las de Mozart y Beethoven. Haydn fue particularmente aficionado a la llamada «exposición monotemática», en la que el tema de la dominante es similar o idéntico al tema de apertura. Haydn también difiere de Mozart y Beethoven en sus secciones de recapitulación, donde Haydn a menudo reorganiza el orden de los temas en comparación a la exposición y utiliza un amplio desarrollo temático.
La inventiva formal de Haydn también lo llevó a integrar la fuga en el estilo clásico y a enriquecer la forma rondó con más cohesión tonal lógica. Haydn fue también el principal exponente de la forma doble variación (variaciones alternas sobre dos temas, que a menudo son los principales y en menor medida versiones el uno del otro).
Una característica inherente al estilo musical de Haydn fue su sentido del humor, y a lo largo de su obra encontramos varios recursos usados para crear efectos humorísticos.

La sorpresa
Haydn consigue este efecto utilizando silencios repentinos, cambios súbitos de dinámica o usando temas rapidísimos. El ejemplo más célebre es el de su Sinfonía 94 llamada “La sorpresa” (O “Golpe de timbal”). Como a Haydn le disgustaba que la gente fuese a los conciertos a dormir, sorprendió a la audiencia mediante un fortísimo súbito en el segundo movimiento.



La repetición
La repetición exagerada de un motivo puede generar incertidumbre. Haydn planificaba este tipo de juegos musicales para sorprender al público. Así, en la sinfonía nº 65 la nota "la" se repite hasta 24 veces. 



En otras sinfonías como la nº 70 se observan motivos de cinco notas  negras que también se van repitiendo. En el último movimiento de la sinfonía nº 86 se repite un motivo de cinco corcheas que vuelve a escucharse en la coda final.
La sinfonía 83 recibe el sobrenombre de “La gallina” por un pasaje de notas repetidas con el oboe que se parecen al cacareo de una gallina. Es la segunda de las seis sinfonías denominadas “París”.



La velocidad
También es usada con fines humorísticos, por ejemplo en el finale de la sinfonía 102, de forma rondó. Haydn usa aquí pequeños motivos que se suceden a toda velocidad.




Movimientos mecánicos y ostinati
El ejemplo más claro de uso de este recurso humorístico lo tenemos en la sinfonía del Reloj nº 101, cuyo nombre se debe al ostinato del fagot y el pizzicato de las cuerdas en la segunda frase. Pertenece al  grupo de sinfonías de Londres.





Las bromas
Tocar notas equivocadas o cambiadas, cambiar de modo inesperadamente, así como superponer canciones que tienen algo en común o contrastante (quodlibet), fueron otros de los efectos usados por Haydn.

Finales inesperados 
Haydn juega muy a menudo con los finales. Es común que use finales instrumentales en forma de danza que contrastan con el carácter solemne del resto de la obra, por ejemplo el final de la sinfonía 82 "El oso" basado en una danza croata.




Y el ejemplo más conocido es el de la Sinfonía de los adioses nº 45 que termina con los músicos yéndose uno a uno del escenario, quedando solamente dos violines, el del concertino y el del propio Haydn,   como reivindicación ante el príncipe Esterházy para conseguir vacaciones después de un período de intenso trabajo.

20 de mayo de 2013

Conciertos de piano


En el Centro Cultural del Antiguo Instituto, dentro del III Ciclo de Conciertos de Profesores del Conservatorio, se celebrarán esta semana los siguientes conciertos:
 

Silvia Rodríguez Gutiérrez y
Beatriz Suárez Rodríguez de Trio,
profesoras del Conservatorio Profesional de Música de Gijón

Viernes, 24 de mayo, a las 20.00 h  

Recital "Más allá del folklore"


Interpretarán obras de piano a dos y cuatro manos de los compositores Isaac Albéniz, Claude Debussy y Franz Liszt.  




El profesor Damián Hernández Díez

Sábado, 25 de mayo, a las 19.00h

Recital "Tres lenguajes y una forma: la sonata"


Interpretará sonatas de W. A. Mozart,  Franz Schubert y Johannes Brahms




¡No os los perdáis!

2 de mayo de 2013

EL CLASICISMO Y HAYDN

Franz Joseph Haydn
Nace en 1732 en Rohrau, un pequeño pueblo de Austria cercano a Hungría. Fue el segundo de doce hermanos. Su padre Mathias tocaba el arpa y Joseph y sus hermanos crecieron escuchando música popular austríaca, húngara, morava y croata.A los cinco años fue enviado a Hamburg para continuar formándose musicalmente, por lo que desde temprana edad aprendió a tocar los instrumentos más usuales. 
Poseía una voz muy bella, siendo admitido con ocho años como niño cantor de San Esteban de Viena, donde recibió clases de voz, piano y violín. 
En 1749 su voz cambia, fruto de la edad y es expulsado del coro, quedándose en la calle sin dinero.

Después de hospedarse durante diez meses en casa de un tenor, se instaló en 1751 en una buhardilla de Viena y a partir de ahí vivió a base de dar clases y de acompañar el órgano en la iglesia de Kloster. 
En esa misma casa convivió con Pietro Metastasio, con quien aprendió italiano y Nicola Porpora, compositor operístico con el que aprendió canto y los fundamentos de la composición.
Posteriormente trabaja para el conde Morzin, para quien compuso divertimentos para instrumentos de viento, misas y su primera sinfonía. Se casó con Maria Anna Aloysia Seiler en 1760 , pero no fue un matrimonio feliz. En esta época compuso su primera ópera, “El diablo cojuelo”.

Nicolás Esterházy,
benefactor de Haydn
En 1761 pasa al servicio del príncipe Paul Anton Esterházy, cuya familia era una de las más ricas y poderosas de la monarquía de los Habsburgo. 

El sucesor de Paul Anton fue Nicolás Esterházy, quien sería el benefactor de Haydn durante los siguientes 30 años. Durante este período Haydn compuso hasta 125 divertimentos para el baritón, instrumento predilecto del príncipe Nicolás similar al cello. De esta época es también la Sinfonía de los Adioses.

A partir de 1780 deja de tener el contrato de exclusividad que le mantenía atado al príncipe Esterházy, por lo que puede publicar y difundir su música con más libertad. En esta época Haydn compuso sobre todo óperas.

En 1780 le nombran miembro honorífico de la Academia Filarmónica de Módena y empieza a a recibir encargos de diferentes lugares de Europa. De esta época es “Las siete últimas palabras de Cristo en la Cruz” así como las Sinfonías de París 82-87 y 88-92. En 1781 compone por encargo los Cuartetos op.33 o Cuartetos Rusos.
Baryton, instrumento de
cuerda frotada de la familia
de la viola da gamba.
Utilizado en el s. XVIII

Durante el reinado del Emperador José II conoce a Mozart y entre ambos se establece una influencia mutua, aunque cada uno mantuvo su personalidad.

Después de la muerte del príncipe Nicolás Esterházy en 1790, Haydn regresa a Viena.

Entre 1791 y 1795 se producen los viajes de Haydn a Londres, por encargo de Salomon, un empresario alemán. En Inglaterra cosechó un gran éxito y sus conciertos tuvieron una asistencia masiva. En Londres escucha los oratorios más importantes del compositor  barroco, Haendel, entre ellos  El Mesías.

En 1792 volvió a Austria y conoció a Beethoven, que le pidió ser alumno suyo de composición y contrapunto en Viena. Después de varias clases hubo un desencuentro entre ambos.

Vuelve a Londres en 1794 y escribe las llamadas Sinfonías de Londres, entre ellas la "Sorpresa", la "Militar" y la "Londres"

A partir de 1795 es admitido en los conciertos del  rey Jorge III lo que le permitió cantar, tocar y dirigir para la familia real inglesa.

En 1796 vuelve a Austria para componer al servicio de Nicolás II, cuarto príncipe Esterházy para el que trabajó. En esa época compone sobre todo obras religiosas, misas y oratorios. De esta época es también el Kaiser Quartett o Cuarteto Emperador, que contiene el himno imperial austríaco y actual himno de Alemania.

En esta época Haydn trabaja también en un oratorio titulado La Creación  que se estrena en 1798.

En 1803 deja de componer. 
En 1808 se produce su última aparición pública con ocasión de su 76 cumpleaños, en un homenaje en el que se interpretó La Creación dirigida por Salieri. Tremendamente emocionado Haydn abandonaba la sala tras la primera parte, mientras Beethoven, asistente al homenaje, le besaba las manos.

Haydn muere el 31 de mayo de 1809 mientras las tropas de Napoleón invaden Viena.

Se considera a Haydn (junto con Mozart) el máximo compositor del clasicismo. Se le considera así mismo como el padre de la sinfonía, no solo por la gran cantidad de ellas que escribió sino por su participación como compositor en la consolidación de esta forma clásica. Escribió 108 sinfonías. 

Fue también un renovador de la sonata para piano. También fue autor de nueve conciertos para piano, doce conciertos para otros instrumentos, seis oberturas, además de minuetos, divertimentos y otras obras.

Para Música de Cámara compuso sonatas, tríos y sobre todo cuartetos, entre los que el más famoso es el del Emperador. Haydn compone cuarenta y cinco tríos para violín, violoncello y piano. En ellos, el papel del piano es muy destacado, de tal manera que podríamos denominarlos “Sonatas para piano con acompañamiento de violín y cello”.

Además, compuso Cantatas, misas, óperas y los oratorios “Las Siete últimas palabras de Cristo en la Cruz", "La Creación" y "Las Estaciones".

Como compositor de obras para piano nos interesa conocer sobre todo sus 62 sonatas, sus variaciones y sus danzas.



Os dejamos una versión de "La Creación" dirigida esta vez por el recientemente fallecido Sir Colin Davis.