15 de octubre de 2014

ELIGE TU PIANO: diferencias entre teclado portátil , piano digital y piano acústico.


Estamos en el comienzo de curso y los alumnos de nuevo acceso tienen necesidad de un instrumento para poder estudiar en casa. Los padres nos plantean sus dudas sobre 
¿qué instrumento debemos adquirir?

 

En este artículo os vamos a proporcionar información a la hora de elegir un instrumento. Hay muchas posibilidades dentro del mercado por ello nos vamos a centrar en las diferencias más reseñables entre , los teclados portátiles, los pianos digitales y los pianos acústicos.



Los teclados portátiles pueden transportarse fácilmente. Pesan menos que los digitales y tienen un rango menor (menor cantidad de teclas). Los modelos más comunes tienen entre 49 y 61 teclas. Pueden venir con un soporte opcional, pero también pueden tocarse sobre una mesa.


Las teclas de los teclados portátiles son muy ligeras, de plástico. No posee sensibilidad al toque. Cada tecla posee un mecanismo de muelle que hace que la tecla vuelva a su sitio después de ser pulsada. No se pueden hacer diferencias dinámicas de las notas y la polifonía es a veces limitada.

Los teclados portátiles vienen con muchos ritmos, canciones y sonidos diferentes. Sin embargo estas voces pueden sonar falsas y “eléctricas” y el volumen  puede ser limitado. Esta característica no es necesaria para un estudiante de piano clásico.




 Los pianos digitales son más pesados y están diseñados para ir sobre un soporte a la medida. Vienen con 61, 76 u 88 teclas.

Las teclas de los pianos digitales tienen el tamaño estándar de un piano acústico, imitando en ocasiones muy bien el tacto de las teclas de un piano real. La polifonía puede ir en un rango de 32 a 64 notas.

Los pianos digitales pueden ofrecer solamente unos cuantos sonidos diferentes y pueden no contener canciones o ritmos. De todos modos, las voces que se ofertan suelen sonar bastante genuinas ( por lo general dos tipos de sonido de piano, órgano, clave y cuerdas). Otra ventaja de los pianos digitales es la posibilidad de tocar con auriculares, lo que permite estudiar por la noche sin molestar.






El piano acústico clásico es con diferencia el más caro y pesado de todos. Es un mueble de madera que contiene toda la mecánica de macillos, cuerdas, caja armónica, pedales, etcétera. Contiene 88 teclas.

El cuerpo de las teclas de un piano acústico está hecho de madera con un recubrimiento plástico que imita al marfil. Responde perfectamente a las exigencias dinámicas y tímbricas que requiere la interpretación.

Un piano acústico no dispone de diferentes voces o ritmos.



En cuanto a los pedales, el teclado portátil no suele incluir pedal, o bien se le puede incorporar uno mediante un cable. Los pianos digitales suelen incluir dos o tres pedales, con características similares al piano acústico, y el piano acústico tiene dos o tres pedales, siendo el del medio bien tonal, bien sordina.



Comparando los precios, lo más económico es comprarse un teclado portátil, alrededor de los doscientos euros. Un piano digital es más caro, rondando los cuatrocientos euros. En cuanto a un instrumento acústico nuevo, los precios suelen empezar a partir de los dos mil euros.



Conclusiones: Si no tienes presupuesto para comprar un buen piano acústico, la mejor opción es comprar un piano digital. Un teclado portátil puede ser aprovechado por un estudiante de piano complementario, o simplemente por diversión.



De todas maneras, la mejor opción para comprar SIEMPRE va a ser la de un piano acústico. ¿Por qué? Porque es el único en el que vas a tener la sensación real de peso de la tecla en contacto con el mecanismo real del piano, no va a ser una simple imitación del tacto de la tecla, que en los pianos digitales puede ser similar, pero nunca igual a la del piano acústico. En el piano acústico, además, puedes tener la característica del doble escape, que permite la repetición de notas con mayor facilidad.

Por otro lado, el SONIDO del piano acústico es el auténtico que se produce por la percusión del macillo en la cuerda. En este sentido un piano digital puede igualmente imitar, pero nunca igualar el sonido de un piano acústico.



Por último, el mecanismo de los pedales de un piano acústico es diferente al del piano digital. Al presionar el pedal de resonancia se levantarán los apagadores de fieltro en contacto con las cuerdas y oiremos claramente no solo la prolongación del sonido sino además todos los armónicos que vibran libremente con él. En cuanto al pedal izquierdo o celeste, si se trata de un piano vertical, el sonido se producirá por el acercamiento de los macillos a las cuerdas y si se trata de un piano de cola, por el desplazamiento de los macillos a la izquierda, no será el resultado de un sonido pregrabado y calculado digitalmente.



En resumen: mejor opción indiscutible el piano acústico, segunda opción razonable si no contamos con el suficiente presupuesto, piano digital y opción descartable, a no ser que seáis alumnos de piano complementario o pianistas amateurs, sería la  del teclado portátil. El gasto que representa un piano acústico, al margen de que puede ser financiado, es una inversión a largo plazo en vuestra educación pianística.

No hay comentarios:

Publicar un comentario