13 de febrero de 2012

EL BARROCO Y JOHANN SEBASTIAN BACH

Ahora que ya sabéis cómo suena un clave, habéis tenido la oportunidad de escucharlo interpretado por Gustav Leonhardt , os vamos a explicar lo que es.
El clave es un instrumento histórico del Barroco. Es un instrumento de teclado como el piano pero cuando pulsas la tecla lo que pasa es que una especie de uña (el plectro) pinza la cuerda. Por eso tiene ese sonido, como el de una guitarra metálica. El clave no tiene macillos que golpeen la cuerda, así que no es un instrumento de percusión propiamente dicho: es un instrumento de teclado y de cuerda pinzada. Tampoco puede realizar dinámicas: siempre suena al mismo nivel.

 

De Johann Sebastian Bach (1685-1750) tenéis que saber que es, probablemente, el compositor más grande de la historia de la música.

Johann Sebastian Bach tocando el órgano
Entre toda la música que compuso para clave, destacan “Las variaciones Goldberg”, “El Arte de la Fuga” y, por supuesto, “El clave Bien Temperado”. Esta última obra es una colección de preludios y fugas en dos volúmenes para ser interpretados en todas las tonalidades. Esto representaba una novedad, ya que con el sistema de afinación natural que se había practicado hasta entonces, resultaba complicado tocar en tonalidades con muchos sostenidos o bemoles. Bach usa el sistema del temperamento, que divide la escala en doce semitonos iguales.

Bach compuso muchas más obras para clave: Pequeños preludios, fuguetas, invenciones, sinfonías, suites inglesas, suites francesas, partitas, conciertos, concierto italiano, además de música para otros instrumentos con acompañamiento de clave: sonatas para violín, flauta, etcétera.


Podéis incluir en vuestros comentarios las obras de J.S.Bach que hayáis trabajado o estáis trabajando y expresad vuestra opinión sobre ellas.

Aquí os dejamos otro vídeo de Bach, una obra para ¡Cuatro claves y orquesta! que es una transcripción de Bach de un Concierto de Vivaldi para cuatro violines, interpretado al piano por cuatro grandes: Martha Argerich, Mijail Pletnev, Evgeny Kissin y James Levine.

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario